Inicio de sesión
Skip Navigation LinksPemex te lleva > Conoce tu México > La Gran Feria de la Manzana

La Gran Feria de la Manzana

​​¿Cuándo y dónde?

Del 4 al 19 de agosto

¿De qué trata?

Los poblanos, en especial los habitantes del pueblo mágico Zacatlán, esperan con ilusión que llegue el mes de agosto para celebrar a la manzana, una fruta que enorgullece a Zacatlán por su gran producción, ya que cada año produce alrededor de 320 mil botellas de sidra rosada, gasificada, dulce y natural.​

Esta celebración coincide con los festejos a la Virgen de la Asunción, patrona de los fruticultores y en cuyo honor se bendicen los cultivos de manzana del municipio. Durante la feria se comercializan productos agrícolas y artesanales del municipio, destacando la venta de las refrescantes sidras de manzana, dulces típicos, vinos y por supuesto, el delicioso pan de queso de Zacatlán. También se ofrece una exposición de relojes monumentales y máquinas cafetaleras.

No hay que perderse el desfile de carros alegóricos que cierra la fiesta en domingo al medio día, así como la repartición de los cultivos de manzana entre la población.


¿Qué hacer en Zacatlán?

Imperdibles

Disfrutar de un atardecer. En este pueblos es posible oler pan recién horneado y escuchar las campanadas de la iglesia llamando a misa, mientras las aves se guardan en sus nidos. La neblina densa baja para cubrir los cerros que rodean sus encantadoras calles de tejas rojas y pintorescas construcciones. 

Visitar el Museo de Relojería. Don Alberto Olvera Hernández fue quien donó sus colecciones de relojes para ser vistos por los visitantes. Conoce la primera fábrica de relojes monumentales de América Latina. En fin de semana podrás disfrutar del espectáculo de muñecos cantores que se lleva a cabo en la fachada de la fábrica. 

Tomar la clásica fotografía en el enorme reloj floral del Centro Histórico. El reloj floral marca el ritmo de vida de este pueblo. Fue una donación a la comunidad de Relojes Olvera cuando se hizo la remodelación del zócalo  en 1986. Tiene 5 metros de diámetro. 

Escaparse a las cascadas de Tulimán. La corriente cae desde unos 300 metros dividiéndose en tres sectores. Es posible practicar senderismo, rapel, tirolesa, pasear a caballo y bañarte en las refrescantes aguas. 

Visitar el Valle de Piedras Encimadas. Se localiza a 25 km del pueblo. Se caracteriza por sus enormes y curiosas formaciones rocosas, algunas de entre 10 y 20 metros de altura, dispersas entre un gran paisaje. 

Sitios de interés

El Ex Convento Franciscano. Joya de la arquitectura colonial construida entre 1662 y 1567. Se distingue por su techo de dos aguas y una torre a cada lado; en una de las torres se encuentra el campanario y en la otra fue instalado un reloj.

El Palacio Municipal. Edificación de dos plantas en estilo neoclásico con relieves de cantera gris, erigida entre 1876 y 1896 por el arquitecto Francés La Salle. 

El Mural Paseo de la Barranca. Tiene  100 m de longitud, es una expresión artística de la historia del pueblo y de sus principales tradiciones y lugares de interés. Fue elaborado con miles de trozos de cerámicas multicolores y vidrio reciclado por la artista Trish Metzner-Lynch. 

Gastronomía 

Además del delicioso pan de queso de Zacatlán y las sidras de manzana, hay que probar el mixiote de pollo, de conejo, de res y de carnero. No dejes de deleitar tu paladar con los tamales de mole, acompañados de un chileatole.

Tip 

El pan de queso ranchero es un clásico delicioso de la región, cómpralo en cualquier panadería. Y no te vayas sin adquirir los tradicionales bordados a mano, como chalecos, blusas y manteles. También trabajan el tallado y la talabartería.​​

 
23