Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation LinksServicios de Salud > Educación médica

Introducción

El sistema de Residencias Médicas y el posgrado hospitalario fue ideado por Teodoro Billroth en Viena, Austria,  a mediados del siglo XIX, implementando un programa de entrenamiento hospitalario con reconocimiento y respaldo universitario. En 1889 William Halstead, cirujano norteamericano, que se entrenó en Viena, inauguró este sistema de residentes en la Escuela de Medicina John Hopkins de los Estados Unidos. Así la Residencia Hospitalaria se constituyó en una forma de entrenamiento y preparación de médicos jóvenes recién graduados.

En México, a principios del siglo XX se dio impulso a la creación y consolidación de las especialidades médicas. En el ámbito universitario, en 1906, el Dr. Eduardo Liceaga inició un programa de cursos para graduados de diversas especialidades en la Escuela Nacional de Medicina. Más tarde en 1926, en el Hospital General se albergaron las especialidades de: Cardiología, Gastroenterología y Urología, encabezadas por Ignacio Chávez, Abraham Ayala González y Aquilino Villanueva, respectivamente. Estas especialidades se agregaron a otras ya existentes desde la fundación del hospital. A partir de la creación de la primera Residencia del Hospital General en 1942, la realización de estos cursos se hizo regular y ordenada.
 
Con el pasar de los años, el conocimiento médico se fue expandiendo y profundizando, y en la actualidad ha alcanzado tal extensión que resulta natural admitir la necesidad de la especialización médica, con la finalidad de que el médico especialista abarque, perfeccione y comprenda mejor el área en la que se desarrolla.
 
El modelo educativo para la formación de médicos especialistas en nuestro país, esta basado en una simbiosis entre las Instituciones de Educación Superior en Medicina, que otorgan el aval y reconocimiento académico, y las de Salud que ofrecen, sus instalaciones, campo clínico, profesores, servicios de apoyo y beca; en una dualidad de alumno de posgrado  universitario y de trabajador en condiciones especiales.
 
En los Servicios Médicos de PEMEX, las Residencias Médicas iniciaron en 1969 en el Hospital Central Norte de Concentración Nacional, con el aval y reconocimiento de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México; en 1978 en el Hospital Regional de Cd. Madero, mediante un convenio de colaboración con la Facultad de Medicina de Tampico de la Universidad Autónoma de Tamaulipas; posteriormente en 1982 en el Hospital Regional de Salamanca, con reconocimiento de la Universidad de Guanajuato; y finalmente en 1984, en el Hospital Central Sur de Alta Especialidad, también con el reconocimiento de la UNAM.
 
En la actualidad se imparten cursos de especialidad de entrada directa en: Anatomía Patológica, Anestesiología, Cirugía General, Geriatría, Ginecología y Obstetricia, Imagenología Diagnóstica y Terapéutica, Medicina Interna, Medicina del Trabajo y Ambiental, Oftalmología, Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, Pediatría, Ortopedia y Traumatología, Urgencias Médico-Quirúrgicas. De entrada indirecta o subespecialidades en: Cardiología, Cirugía Plástica y Reconstructiva, Medicina Crítica, Neurocirugía y Nefrología.
 
Con el fin de aprovechar la productividad de los servicios en los Hospitales Regionales y mejorar las competencias profesionales de nuestros médicos residentes, se han programado rotaciones anuales a los Hospitales Regionales de: Reynosa Tamps., Cd. Madero Tamps., Salamanca Gto., Poza Rica Ver., Minatitlán Ver. y  Villahermosa Tab.; así como a Centros de Trabajo y Laboratorio de Toxicología en Nanchital Ver., para los médicos residentes de Medicina del Trabajo y Ambiental, contribuyendo así con la misión de los Servicios de Salud de la Institución en la prevención, promoción, protección y restauración de la salud de los trabajadores, jubilados y sus derechohabientes.
 
Así, los Servicios de Salud de la Institución participa en la formación de médicos especialistas de alto desempeño y  sentido humanista, con disposición para incorporarse en las plazas definitivas que con motivo de las modificaciones en la infraestructura o por reemplazos se generen en las Unidades Médicas en la Institución o en el Sistema Nacional de Salud.
 
  
A t e n t a m e n t e,

 

 Dr. Marco Antonio Navarrete Prida 
Subdirector de Servicios de Salud